¿Por qué somos como somos?
06/10/2011
La importancia del proceso creativo
15/10/2011
Mostrar todo

Actuar contra el desánimo

El desánimo es un tema que daría para varios libros, no obstante hoy trataré de sintetizar y aportar algunas pinceladas que sirvan de base para que cada cual saque sus propias conclusiones. Adelanto que esta es la primera vez que voy a animar explícitamente a participar a la gente con sus comentarios en el blog. Comenzaré por el tema que hoy ocupa esta entrada y al final plantearé alguna pregunta para quien se anime.

Sentirse triste es tan normal como sentirse alegre, sin embargo, no solemos aceptar aquélla emoción tan fácilmente como ésta. Lo cierto es que la tristeza, y todas las emociones que contaminan para bien o para mal nuestro día a día, son absolutamente normales; y lo que es más importante: necesarias. Las emociones son el motor de nuestro comportamiento y regulan nuestras motivaciones. Por eso, si uno quiere permanecer mentalmente saludable debe hacer un esfuerzo por reconocer y aceptar tanto las emociones positivas como las negativas. Si no sintiéramos emociones negativas nos dirigiríamos hacia nuestra propia ruina. Necesito saber que esto o aquello me va a poner triste porque eso hace que busque un camino más adecuado, necesito el miedo para no quemarme con el fuego, necesito sentirme culpable o de lo contrario iré por ahí dañando a la gente como hacen los psicópatas.

¿Quiere decir esto que me tengo que resignar y ponerme triste continuamente porque eso es normal? No. Si lo que te ocurre es que en general te percibes triste, y además ese sentimiento te mete en un círculo vicioso en el que cuantas más vueltas das más triste te sientes; en ese caso tienes un trabajo importante que hacer relacionado con el autocuidado. Veamos esto más concretamente y con ejemplos.

Tuve una paciente que tenía un estado de tristeza crónico (lo que se denomina técnicamente depresión clínica) del que llevaba sin salir prácticamente dos años, dio tantas vueltas al círculo al que antes me he referido que llegó a consulta comentando que había pensado en acabar con todo suicidándose. Afortunadamente esa idea era un plan difuso que no se llegó a concretar, digamos que llegó a tiempo a terapia. Pues bien, a esta señora le daban “bajones”, siempre le habían dado, aunque antes se le pasaban y volvía a estar medio contenta. Y así hasta que llegó el día en que el bajón no se fue… Se metió en el círculo y no supo salir, bueno sí, porque tiempo después le di el alta.

Si ocurre esto, es decir, aparecen estados de desánimo que van y vienen, o resulta que hay cierto tipo de situaciones que siempre terminan en un bajón, entonces uno se debería plantear que igual estaría bien trabajárselo. Hay gente que se pone fatal cuando rompen una relación sentimental, los hay que sufren más durante la relación que cuando lo dejan, también hay otras personas que los estudios o el trabajo les desaniman increíblemente.

En fin, esto ocurre porque el cerebro se está chivando de que hay en nuestra historia algo que hace cortocircuito. Me explico: en nuestra historia se graban situaciones que dieron lugar, poco a poco o de modo traumático (de una sola vez), a una tormenta de sentimientos de tristeza (y de todo tipo de emociones). El cerebro asociará cada situación del futuro con aquella del pasado y emitirá una respuesta emocional similar, en este caso la tristeza. Así que un modo para llegar a solucionar el problema sería bucear en nuestra memoria hasta comprobar qué me hizo vulnerable ante situaciones idénticas o similares a la que estoy viviendo. Esto es una ardua tarea, muy complicada y muy profunda, que requiere que la persona se lance a desahogar aspectos de su pasado con alguien de confianza hasta hallar la conexión. Sin embargo, hay personas que no pueden o no quieren desahogarse con nadie, o no saben cómo bucear adecuadamente en su interior (os aseguro que en ocasiones resulta complicadísimo saber bucear en un mar tan revuelto). En estos casos la solución es trabajar sobre el aquí y ahora, iniciar un proceso terapéutico que toque temas de la historia o ambas cosas.

En fin, hoy no voy a exponer la metodología ni la técnica para llegar a reparar aspectos de una persona llegando hasta el fondo de su memoria o de su inconsciente, porque es tan largo de explicar que muchos terapeutas se pasan toda su vida estudiando solamente eso (entre los que me incluyo). No puedo describir en un solo artículo algo que sea la llave para que todo el mundo sepa bucear en su mente y descubrir las situaciones que originaron su tristeza, ya que cada cual es un mundo aparte y los métodos para llegar a esos rincones cambian mucho, el terapeuta debe hacer aquí un esfuerzo de adaptación importante a cada paciente.

Lo que sí voy a hacer es exponer otro método, más indirecto pero a veces muy potente, que se basa en modificar elementos del aquí y ahora para conseguir cambios en el estado de ánimo. La experiencia dice que si una persona actúa en el aquí y ahora al final se hace más probable que el cerebro comience a hacer asociaciones y permita el acceso a aquel lugar del pasado donde residen los fantasmas responsables del desánimo. Vamos a ello:

Primer elemento a tener en cuenta: la autoobservación, esto es, aprender a percibir cómo me siento y en qué situaciones me pasa. Si reconocemos nuestras emociones y en qué momentos saltan tendremos mucho ganado. Es importante no cometer un error muy frecuente que es el hecho de fijarse solamente en las emociones negativas. Lo realmente importante es saber cuales son mis recursos, lo que funciona, lo que me anima; porque eso es lo que me devolverá el buen humor, son mis armas. Teniendo en cuenta esto ya podemos ir a buscar problemas, es decir, qué me desanima y qué es lo que siento al respecto.

Desanimo claves

Me gustaría presentar en tres palabras todo lo que puede abarcar el ser humano, las tres puertas que nos conducen a todo lo que somos: el pienso, el siento y el actúo. Los tres amigos, tan amigos que son absolutamente interdependientes, no hacen más que influenciarse los unos a los otros. Si me siento triste tendré pensamientos más negativos y pesimistas y probablemente desaparezcan las ganas de hacer cosas y tenderé a la inactividad. Si pienso que alguien está intentando abusar de mi confianza en su interés me enfadaré y correré a hacer cualquier cosa excepto compartir tiempo con él. Si me voy a pasar un día a la sierra con mis mejores amigos y comienzo a sacar esas conversaciones que siempre terminan en carcajada, el resultado será que volveré a mi casa relajado y contento y mis pensamientos serán con toda probabilidad optimistas y reparadores.
El famoso círculo vicioso aparece cuando nos sentimos tristes y permitimos que nuestros pensamientos y acciones acompañen a esa tristeza. No nos olvidemos que uno se puede entrenar también para dar volteretas en círculos viciosos positivos, es decir, empeñarse en dirigir mis pensamientos y acciones a aquellas cosas que sé que me hacen sentir bien. Con el tiempo y la práctica mi cerebro desarrollará la sana costumbre de permanecer animado casi por defecto. Desde luego que esto se dice muy fácil, y aunque no lo es, no está mal tenerlo en cuenta.

Por cierto, pensaba desarrollar en este artículo una exposición relativa a los tres amigos, sin embargo, me acabo de dar cuenta que es un objetivo demasiado ambicioso, habrá tiempo de  destriparlos en próximas entradas, no quiero apabullar con tanta información de golpe. El elegido para ayudarnos a combatir la tristeza el día de hoy es el actúo.

Cuando entramos en un estado de tristeza y desánimo lo que suele ocurrir es lo siguiente: se siente uno triste, apagado, entonces empiezan a desaparecer las ganas de hacer cualquier cosa. Como resultado ese día no se sale de casa, queda la persona aplastada en el sofá o tirada en la cama. La tristeza hace que toda tarea a realizar parezca un mundo, por lo que la inactividad comienza a tomar protagonismo. Al día siguiente mi cuerpo está aún más desactivado porque, creo que esto es algo que todo el mundo sabe, cuanto menos haces menos ganas tienes de hacer. Han pasado ya unos cuantos días y no se ha realizado ninguna actividad lejos de pensar en aquello que provoca mi tristeza, dándole vueltas continuamente; ver pasivamente la televisión o tumbarse en la cama mirando al techo. En definitiva, actividades que realmente no están aportando nada positivo. El resultado es que la persona continúa desanimándose inevitablemente en una escalada imparable. Y ¿Por qué? Sencillo, porque la experiencia dice que si uno no realiza actividades que suban el ánimo, el ánimo evidentemente no subirá.

El verdadero problema es la falta de ganas, que crece y crece, porque la tristeza y el desánimo conducen, esto está más que demostrado, automáticamente a la falta de ganas. Veamos: pocas ganas, pocas actividades gratificantes, el ánimo no mejora, aumenta mi tristeza, me bajan más aún las ganas, hago aún menos cosas, empiezo a aislarme peligrosamente, me baja aún más el ánimo… La consecuencia: trastorno depresivo. Pero, ¿cómo salir de este callejón sin salida? Pues resulta que si la tiene, si no la gente nunca acabaría con sus depresiones y aseguro que he visto a muchos pacientes salir de un embolado de este tipo, y a algún amigo.

En una situación así no queda más remedio que comenzar a hacer justo lo contrario que te pide el cuerpo, porque si vas a esperar a tener ganas para hacer cosas terminarás esperando eternamente. Como he dicho antes, si no desaparece la tristeza no aparecerán las ganas. En definitiva, las ganas ponen un muro delante de nosotros que hay que saltarse irremediablemente para comenzar a poner en marcha la maquinaria que nos sacará del agujero. Recomiendo empezar por tareas facilitas, vestirse y salir a la calle un rato a dar un paseo con alguien con quien uno se sienta a gusto, por ejemplo. A veces la persona está tan deprimida que vestirse y salir a tomar el aire supone ya toda una lucha contra la apatía. Pero hay que comenzar con algo. Además traigo buenas noticias un día más: la primera actividad me va a costar la vida, la segunda también, la tercera algo menos…Esto evidentemente no es la buena noticia, pero si consigo aguantar el primer tirón notaré como mi cuerpo se va poco a poco activando y motivando para hacer nuevas cosas. Es importante usar como referencia actividades que antes me servían para animarme. Aunque ahora piense  que igual no funcionan (estoy desanimado, y eso es sinónimo de pesimismo) hay que confiar, nadie dice que mis recursos del pasado no vayan a servir hoy. Además, como no conocemos nada más ni se nos van a ocurrir planes estupendos si tenemos un estado de tristeza que nos pesa como una losa; pues vamos a ir a lo seguro, de lo que siempre he disfrutado. De repente en una de éstas notaré que, aunque levemente, he conseguido disfrutar de algo, eso irremediablemente activará a mi organismo y me motivará para buscar nuevas satisfacciones. Y si continuo saltándome el muro de las ganas, cada vez me encontraré no sólo más capaz de hacer sino también más capaz de disfrutar de lo que hago. Hace falta algo de constancia, eso sí, y tratar de no venirse abajo si un día con todo mi esfuerzo salí a hacer algo y volví peor, esto puntualmente puede pasar, no quiero engañar a nadie.

El efecto en el “pienso” del esquema anterior será inmediato. La experiencia clínica demuestra que sumido en la tristeza resulta complicadísimo llegar a conclusiones constructivas sobre el problema que desencadenó mi estado anímico. Cuando estamos tristes o nos inunda cualquier otra emoción que nos provoca sufrimiento, nuestros pensamientos tienden a convertirse automáticamente en negativos, lo que nos arrastra a conclusiones manchadas de pesimismo. Sin embargo, después de salir del agujero el cerebro se despeja y entran en juego una serie de mecanismos cognitivos (que ya explicaré en futuras entradas) que nos acercan mucho más a una realidad más constructiva y libre de prejuicios. En resumen, una emoción contamina una conclusión y si estoy angustiado o triste debería esperar a no estarlo para poder estar seguro de que lo que pienso no está echando más leña al fuego.

No nos olvidemos de autoobservarnos. Eso es vital, si no hay conciencia no puede haber cambio. ¿Lo que estoy haciendo en la actualidad está provocando que me encuentre más animado? Si resulta que hago cosas y estoy peor debería plantearme que tengo que hacer otras diferentes. Si lo que hago me está ayudando a estar aunque sea mínimamente mejor que ayer, pues ya sé cuál es mi camino: un poco de constancia y llegaré a buen puerto.

¿Lo que estoy pensando me lleva a conclusiones que alivian mi estado? Si no es así, vamos a distraernos y hacer cosas que me levanten el ánimo, pensaré de otro modo cuando me encuentre mejor. En este sentido, hay varias técnicas para controlar y modificar nuestro pensamiento que hoy no voy a exponer. Si uno no las conoce recomiendo al menos empezar modificando las acciones hasta que mi cabeza esté algo más despejada de amargura.

Planteo hoy varias cuestiones para que el que quiera pueda aportar algo debajo de esta entrada, en “comentarios”:

¿Creéis que hay algo que suele funcionar a todo el mundo para salir del desánimo?

¿Qué es lo que te funciona cuando aprieta el bajón?

Si ponemos aquí una larga lista de actividades gratificantes puede que haya alguien deprimido en este momento, y puede que entre las propuestas de esa lista alguna le valga y le motive para comenzar a moverse. Os animo a participar en el blog y a aportar lo que cada uno quiera. A riesgo de que no haya un solo comentario y el autor de este artículo quede absolutamente en ridículo haciendo preguntas a nadie. Pero bueno, es un riesgo que estoy dispuesto a asumir como blogero novato.

Un saludo y mucho ánimo.

86 Comments

  1. Malamirada dice:

    Totalmente de acuerdo!! Lo que comentas de vestirse y salir, a mi me funcionó empezando por una cosa de lo mas sencilla: ducharme y cortarme las uñas!! Parece una tontería, pero fueron esos dos insignificantes pasos los que me hicieron dar los siguientes…

    Muy buen post!!!

  2. Pei dice:

    Otro voto a favor!!!
    Nada mejor que salir del sofá o cama y darte una buena ducha haciendo como que mimas tu cuerpo y por supuesto tu persona, ponerte unos zapatos confortables y salir, tenemos la gran fortuna de tener muchos días soleados que sin duda ayudan a devolver las ganas de, en definitiva, vivir!!

  3. Diego Sango dice:

    En otra ocasión en la que escriba sobre los sistemas de atención y cómo procesamos la información de nuestro entorno, trataré de plasmar la gran importancia de atender a todas estas cosas que ponéis en los comentarios. El gran tópico del disfrute de las pequeñas cosas es el tópico más cercano a la realidad que conozco.

  4. Juan López dice:

    Buenas ;D

    Algo universal para el desánimo son el cariño y la amistad (si es de verdad)

    A mi personalmente me funciona la música. Tanto escucharla como interpretarla.

    Saludos!

  5. Diego Sango dice:

    Juan:
    Totalmente de acuerdo. Además nuestro bienestar se alimenta, entre otras cosas, del cariño y el amor, en cualquiera de sus vertientes. El que no tiene nada de esto suele enfermar, sobre todo si falta en edades tempranas.
    En cuanto a la música, está demostrado que como toda actividad creativa, libera tensión emocional y produce sensaciones reparadoras.
    Vamos, que no puedo estar más de acuerdo contigo.
    Un abrazo.

  6. Carol dice:

    Si estoy un poco de bajón con sacar fuerzas y hacer cualquier cosa que no sea estar tirada en el sofá y que me saque de “ahí” me vale.
    Pero si el bajón es más grande necesito salir a la calle, cosa que a veces cuesta, pero si tienes quien te anime es de gran ayuda. Eso hace que al pasar a la activida y al cambiar de espacio todo poco a poco se vea con dintintos ojos.
    Saludos!

  7. María dice:

    La compañia de amigos y amigas creo que es la mejor medicina cuando se esta de bajon.
    Hay que hacer un esfuerzo por hacerles saber como se siente cada uno, por que ellos te lo terminaran notando, pero puede que pases muchas tardes tristes hasta ese momento.
    Muy bueno Diego! besos.

  8. Diego Sango dice:

    Hola María, acabo de borrar un comentario que iba dirigido a otra María. Si lo has leido tenlo en cuenta por si no te cuadraba lo que ponía. Por otro lado, estoy totalmente de acuerdo con lo que dices, las actividades más potentes suelen ser las que uno hace con la gente que quiere. Besos

  9. Yolanda dice:

    Creo que una de las recetas más efectivas para subir el ánimo, es encontrarte con la naturaleza en estado puro. Intentar subir una montaña (aunque sea pequeña)y disfrutar de las vistas, el silencio y el aire frío.
    Meter los pies en un río,tumbarte en el suelo lleno de hojas y mirar las copas de los árboles…. Después del pequeño esfuerzo físico y la tranquilidad que te da la montaña, vuelves con las pilas cargadas. Y si es con buena compañia mejor que mejor.
    Gracias Diego por este blog tan fantástico..

  10. Migul dice:

    Aunque cueste un horror en esos momentos de apatía, obligarse a hacer ejercicio físico (correr, deportes con amigos…) ayuda y mucho. La mente te pide lo contrario, pero con constancia, luego lo agradece tanto. Y después de sudar, una ducha muy fría. Bua, te hace sentir vivo por momentos. Y ratito a ratito cada día, todo se activa.
    Y un poquito de meditación diaria, para observarse y serenar esos pensamientos negativos.
    Combinado todo esto es un cocktail bien rico para reencontrarse con uno mismo en buenas condiciones.
    Miguel

  11. Diego Sango dice:

    Efectivamente Miguel, si hiciéramos ese cóctel que dices con los tuyos y con todos los truquillos para animarse que cada uno ha aportado en sus comentarios no quedaría persona desanimada a la vista.

    Muchas gracias Yolanda, te agradezco mucho tus palabras, me animan a seguir escribiendo por aquí. Un beso enorme.

  12. victor dice:

    He elegido esta entrada para comenzar con tu blog.
    Y así de golpe le incluyo (ya que tu no puedes por una comprensible modestia) en esas cosas de las que tirar para conseguir el ansiado bienestar de la masa gris.

    Gracias y ánimo con el blog, que es una idea cojonuda.

  13. Diego Sango dice:

    Muchas gracias por tus líneas, Rogelio. Me alegro mucho que te haya gustado el blog. Un abrazo gordo.

  14. Manolín dice:

    Existe un método infalible para combatir la depresión, se trata de ponerse delante de un espejo, mirarte y empezar a hacerte muecas a ti mismo, seguir creciéndote y hacer el idiota al máximo y después empezar a dar mimos a tu propio cuerpo, ya que toda sensación agradable está conectada con tu cerebro deprimido que no para de pensar. Puedes meter los testículos en agua fresquita, que floten un ratito, colocar tus senos encima de una superficie blandita y suave… Haz cosas que te parezcan absurdas y tengas a mano y acabarás riéndote de lo idiota que eres.
    Estas prácticas han sido probadas por profesionales en salones cerrados, por favor, hagan caso omiso de todo aquello que pueda herir los sentimientos. Un abrazo

  15. Diego Sango dice:

    Otro método es leer lo que has puesto Manolín, yo por lo menos me parto sólo de imaginarme semejantes escenas. Un abrazo

  16. Blanquete dice:

    Ja ja ja!!!!. Joder,lo de Manolín si que es un buen método.
    A ver, que me he lanzado en esto del Blog. Entiendo (O creo entender) lo que comentas Diego, y lo comparto prácticamente todo pero tengo algunas dudas.
    Que se puede hacer para reactivar tu cuerpo y tu mente cuándo estás totalmente hundido???. Comentas en algunos puntos que se debe hacer lo contrario que te pide tu cabeza y tu cuerpo. Es decir, si por ejemplo no te has duchado en 5 días, tienes el salón lleno de cajas de pizzas, unas barbas que te llegan a las rodillas y no paras de ver a Mariló Montero (Esto si que sería un verdadero problema) que puedes hacer????. Hay algún otro método para reiniciarte que no sea el pensar o intentar actuar contra tu propia cerebro????.

    Yo creo que es bastante complicado aunque repito, me parecen muy buenos consejos los que comentas en esta entrada Diego. Muy buen curro tron!!!!.

    Por cierto, a mi para salir del paso aconsejo lo que comentaba Juan más arriba, la música. Para mi es una “terapia” muy reconfortante. Y por otro lado, el deporte y el sexo, muy importante el sexo!!!.
    Muy interesante la entrada. Un abrazo Diegorrrr!!!!

    • Diego Sango dice:

      Hola de nuevo Blanquete,

      Desgraciadamente no hay métodos universales que sirvan a todo el mundo excepto la actividad física y el sexo, ya que son actividades que hacen que el organismo libere endorfinas, las responsables de que el cerebro sienta bienestar. 
      Cada cual debe navegar en sus trucos personales e ir probando otros nuevos, pero nunca quedarse inactivo, ya que eso deprime aún más. Lo que esta claro es que para activar cuerpo y mente en momentos depresivos hay que empezar por algo, en tu caso sexo y música, por ejemplo, no esta nada mal.  Y no nos olvidemos que nadie se hunde sin motivo, es necesario trabajar ese por qué solo, con amigos o, si aún así no hay remontada, buscar la ayuda de un profesional.

  17. Excelente post !! sin embargo cuando uno está totalmente aislado de todo el mundo, familia, “amigos” y vives sola!, es cierto la música motiva demasiado, pero cuando definitivamente sientes que nada te llena, que todo se hunde, qué por mas que hagas esfuerzo no sientes ningún avance, considero que si llegué a leer esté interesante artículo es por en realidad me siento sola! No es gratificante y para nada aliviador sentir esta emoción tan seguido, sin embargo lucho cada día por tratar de activar mi vida y qué sea interesante, pero, no siento que sea así.
    Esperemos que la crisis no dure mucho y que pueda sonreir de nuevo!

    Un abrazo y interesante cada uno de sus comentarios.

  18. Diego Sango dice:

    Gracias por tus palabras, Ladi Yurani.
    Yo también espero y deseo que tu situación cambie de rumbo para bien y que tu estado de ánimo se active y remonte. Si no es así, siempre existen buenos profesionales que podrían echarte una mano en este sentido. Y no dudes que si con ayuda profesional no se avanza lo más probable es que falle el profesional,que los hay muy buenos pero no todos los son; tampoco todos los psicólogos valen para todos los pacientes. En este caso se cambia de psicólogo y arreglado.
    Me alegro de que te haya gustado la entrada, espero seguir viéndote por aquí.
    Un abrazo.

  19. Ana dice:

    Hola me encantaria saber mas de algunas de las tecnicas para combatir la tristeza ademas del “actuo” que fue el que elegiste para este post, tambien me gustaria saber u obtener algun consejo para recuperar el animo a nivel academico ya que estoy en el 8vo semestre de mi carrera la cual de muchas maneras ha sido dificil para mi, y siento q quiero dejarla, se que ya no me falta mucho para concluir pero no tengo animos de seguir ni de estudiar mas, me siento estancada y no se como salir, no se como hacer que mi cerebro quiera estudiar y seguir adelante y eso a afectado otras areas de mi vida, de verdad agradeceria mucho tu ayuda y consejo .

    • Diego Sango dice:

      Como ya he comentado otras veces, no hay algo mágico que yo pueda aconsejar y que funcione seguro. No te conozco ni sé cuál es el motivo por el que de repente te desmotivas y no quieres seguir. Lo único que se me ocurre decirte es que luches por llegar a entender lo que te pasa en realidad, a veces el desánimo actual existe porque algo en el pasado no se elaboró del todo bien, porque se arrastran lastres que se remontan muchos años. A veces nos asaltan pensamientos muy negativos en los que nos enroscamos obsesivamente y que proceden de esquemas mentales procedentes de nuestra historia.
      El “darse cuenta”, como lo llaman algunos autores, consiste saber lo que me ocurre y por qué me ocurre. Sé que esto es algo complicadísimo, y normalmente no se logra si no te apoyas en alguien, ya sea amigos, pareja o profesionales.
      Es necesario que trates de entenderte y también que te permitas estar mal, que es algo a lo que tienes derecho, tampoco te enfades contigo por eso.
      En fin, siento no poder resolver tus dudas.
      Te agradezco mucho el comentario. Un abrazo y mucho ánimo

  20. Anonymous dice:

    Hola, a menudo dejo que la tristeza domine mi vida, si me sale algo mal ….. por mas que tenga 20 planes buenos, los hecho todos a la borda por eso malo que paso, me deprimo con facilidad …………tengo dudas existenciales, sobre mi vida, mi futuro ….. ¿que haré? …solo me deprimo mas y mas, quisiera tomarlo mas a la ligera pero no puedo, es todo un proceso para mi ….. que se me ha hecho costumbre …… para salir de eso he comenzado a buscar paginas en internet que hablen del desanimo, de la tristeza y de como salir de ella ….. trato de seguir algunos consejos, pero personalmente es una lucha constante, me toma mucho tiempo recobrar el animo, … aunque conservo sueños profesionales y personales poco a poco voy perdiendo esperanzas en el futuro, cada dia me aterra mas el hecho de no lograr las metas que me propongo ….pasan los años y sigo en lo mismo, me hundo con los fracasos que tengo, aveces no le encuentro sentido a la vida, creo que vivo por vivir. Es todo muy complicado, pero bueno me gusto el post porque mucho de lo que dice es lo que siento. Saludos, Jessi

  21. Diego Sango dice:

    Hola Jessi,
    Siento la demora, se me había perdido tu comentario. Ahora que lo he visto siento no haberte contestado al momento. Parece que te sientes bastante desanimada y las pautas nunca son mágicas, es todo un gota a gota. Te recomiendo que te plantees una intervención terapéutica, siempre es lo más efectivo en estos casos. Mucho ánimo, espero que te vayas recuperando prontito. No dudes en contactar si tienes alguna duda sobre lo que te ocurre. Un abrazo

    • Anonymous dice:

      Hola hace un año me operaron y me dio depresion.y ahora me dan unos bajonasos y me da miedo q me vuelva a dar depresion gracias.

  22. Agatha dice:

    La depresión nos acosa cuando olvidamos completa o parcialmente que somos únicos y necesarios, que cada uno trae su don y su misión y eso se logra es con la ACCIÓN.
    A veces le entregamos el control a los demás olvidando que vinimos a HACER lo nuestro, a nuestra manera, sin que nos deba limitar -como ya lo hace- la opinión o el juicio de los demás.
    En conclusión,¡A HACER LO QUE VINIMOS A HACER!!! La vida y la tierra nos merece.

  23. Rocio dice:

    Me pareció muy intereresante, y si es muy cierto pero siento que lo mío es tan complicado hay cosas que ahorita las veo tan lejanas pero también se lo que quiero y tratare de empezar por ahí, gracias.

    • Hola Rocío,
      Cuando el trabajo sobre el aquí y ahora no da mucho resultado, suele ser porque los lastres propios de nuestra historia no nos permite avanzar. Si todo fuera tan sencillo como hacer un par de cambios vitales para salir de un proceso depresivo… La realidad es que, poco a poco, al ritmo que uno pueda, hay que hacer cambios muy importantes en el estilo de vida, pero también es fundamental trabajarse todo aquello derivado de la biografía, de la historia vital. Para ello muchas veces la terapia es lo más eficaz, aunque no lo único.
      Gracias por tu comentario. Un saludo

  24. Daniel dice:

    creo que el Autoobservarse, y sentir el hoy, como lo comentas, podria ayudar mucho para estar en un nivel de relax y comprender los estados de animo, y de esa manera estaré preparado para cuando entre el síntoma, y así detectarlo y minimizarlo lo mas rápido posible

    Saludos

  25. Laura dice:

    Me dieron un diagnóstico que tengo células malas en el cuello del útero. A pesar de haber tenido una histerectomia hace 8 meses por miomas grandes. Siempre la reme, fui para adelante. Pero esta vez no puedo salir del desánimo. Leí el artículo y Me pareció muy interesante. Ahora me pregunto, a veces no está bueno escuchar a nuestras emociones y parar un ratito el mundo. O siempre tenemos que estar con el deber ser. Estoy dejando que fluya todo. Coincido que las ganas las voy a tener que abrazar fuertemente para empezar a hacer.
    Me armare un listado de cosas gratificantes para hacer…. De a poco. Besos y Gracias

  26. mariajesus dice:

    Yo quisiera estar alegre, pero parece que todo confluye a una tristeza imparable, los hijos revientan a más no poder, es increíble lo desvergonzadamente que se portan, quien va a estar alegre así?.

    • Me parecería importante, atendiendo a lo que comentas, que revisases eso que te ocurre con un profesional. Uno no está destinado a estar mal, como si tuviera que ser así. Si hay dificultades desbordantes en la crianza o en el estado de ánimo, sería importante trabajarlas para que mejoren. Es mi consejo, si te sirve. Mucho ánimo

  27. sandra romero dice:

    Yo siento que de un tiempo para acá me ha entrado un desánimo horrible yo me propongo el día anterior levantarme temprano y hacer esto o lo otro pero se llega el día siguiente y no me dan ganas ni de comer siento que me falta algo pero no sé con exactitud que es lo que si sé es que cada día voy perdiendo más las ganas por hacer algo.

  28. Alb dice:

    Lo unico que me detiene de deprimirme y de ideas suicidas es jugar videojuegos en cierta forma olvido todos los problemas cuando estoy juegando, se que es tan productivo como mirar la television o el techo pero es lo que hay

  29. Alb dice:

    Hola me gusto mucho tu blog sobretodo este post prácticamente me describiste, pero tengo una duda , si dices que debería hacer cosas que me animen, a mi me funciona jugar videojuegos es lo que me mantiene alejado de ideas suicidas, se que es tan productivo como mirar el techo y siento que no me ayuda a mejorar solo me mantiene al borde de la depresion sin caer en ella, entonces debería jugar siempre?

    • Hola Alb,

      Sin conocerte y con miedo a equivocarme, intuyo que los videojuegos cumplen la función de hacerte escapar de aquello que es causa del desánimo. Si es así, lo más frecuente es que termines adicto a ellos, pasa lo mismo con el resto de adicciones: nos enganchan porque nos ayudan a escapar de nuestros fantasmas, por un lado, pero por otro lado, obstaculizan que nos trabajemos lo que realmente está pasando, haciéndonos de paso totalmente dependientes del objeto al que somos adictos para poder seguir viviendo. El resultado a largo plazo de una adicción suele ser muy nocivo para la persona, tanto a nivel psicológico como a nivel social. Por tanto, mi recomendación es que te trabajes, con los tuyos o con un profesional, lo que origina y mantiene tu desánimo. Solo entonces podrás evitar que los videojuegos se conviertan en adicción y terminen adueñándose de tu vida y anulándote como persona.
      Espero que te haya servido mi respuesta. Un saludo.

  30. Mailita dice:

    Gracias, no sabes cuantas esperanzas me das, yo ya estaba forzandome a hacer cosas, pero pensaba que mis esfuerzos eran en vano, en fin con tus palabras me ayudaste a comprender de mejor forma lo que siento.

  31. marta dice:

    la tristeza es un sentimiento profundo que deberíamos experimentar muy poco tiempo, te anula como persona y te hace ver las cosas de color negro, por eso hay que mandarla a freír espárragos y estar más contentos, pues la tristeza nos ahoga en nuestras propias penas y no nos deja vivir tranquilos y disfrutar de lo buenoque trae la vida.

  32. Natalia dice:

    Hace mucho que no recuerdo la última vez que me sentí feliz y animada. La verdad es que me he quedado sin amigas y vivo cada día en la misma rutina, estoy cansada, quiero cambiar. Lo único que recuerdo que hace mucho me hacía sentir muy bien es escuchar música. Pero como ya no tengo radio ni grabadora, solo la puedo eacuchar en la computadora y me da flojera prenderla solo para eso. Necesito ayuda.

    • Hola Natalia,

      Si necesitas ayuda, te diría que la busques, que no esperes más. Un terapeuta es lo más rápido al fin y al cabo a la hora de atajar situaciones como la tuya. La dificultad es el aspecto económico, no somos un servicio barato precisamente. Pero si puedes anímate, es lo que te recomiendo como solución más directa.

  33. Ramon dice:

    Me siento exactamente como dices, cada dia con más desánimo e inactivo, lleno de pendientes y con un gran estrés q me enferma, tuve cáncer, perdí mi matrimonio, mi negocio y caí en depresión q me tienen en un gran abismo de desánimo, angustia y tristeza, me ánimo uno o dos días y vuelvo a caer en el hoyo y me atacó por no hacer lo q debo hacer pero lo único q logró es hundirme más y más y tengo miedo a lo q tenga para mi en está situación, varias veces no le veo sentido a la vida y he pensado en el suicidio. Gracias por su ayuda voy a seguir sus primeros pasos q recomienda!! Su amigo Ramón

  34. jorge dice:

    Estuve con un gran bajón anímico hace 5 años y estar acostado era mi alivio,no me deje estar me levante y aunque me costo un montón salí,entre la terapia y el siquiatra q tuve por poco tiempo y la medicación sale adelante,todo se puede el tema es no abandonar y si sucede nuevamente conservar lo mejor de esa lucha y aplicarlo y se sale siempre,somos seres únicos y irrepetibles y cada uno tiene sus angustias a tratar y nunca rechazarlas a veces hay que vivir ese malestar y trabajarlo hasta que desaparezcan.hay una certeza absoluta y es la muerte…y lo único seguro que tenemos este preciso momento..no hay nada mas

  35. Esther dice:

    Hola. Me ha gustado mucho el artículo y leer los comentarios. Yo he pasado por varios momentos oscuros en mi vida, y digo oscuros en cuanto a como me sentía, no sólo a las razones que tenía para ello. No soy una persona que se resigne a la tristeza, creo que cumple una función pero de poco sirve si la oimos pero no la escuchamos, es como si algo intentase llamar nuestra atención dando golpes desde dentro y lo unico que hicieramos al respecto fuese taparnos los oidos y escondernos bajo las mantas. He estado bajo esas mantas muchas veces y sé que o los astros se alinean en nuestra ayuda o no hay mas remedio que ayudarnos nosotros mismos. Todos los metodos que comentais me parecen muy útiles, aunque al principio casi duela cada acción y cada decisión. Hace poco descubrí otro: Cuando tengo pensamientos negativos o que me devuelven a donde no quiero estar me imagino en medio de un mar calido y en calma (el lugar donde me siento bien) e imagino que las corrientes arrastran de inmediato esos pensamientos lejos de mí, a una playa lejsna donde no los puedo ver ( de ese modo sé que siguen ahí pero en este momento no los quiero a mi lado, aun no). A mi me funciona, aunque haya de hacer un esfuerzo os aseguro que cada vez es más fácil. Espero que os sirva de ayuda y os pido disculpas si lo hice muy extenso. Suerte y gracias a todos.

  36. Pedro dice:

    Hola Diego. Estupendo post. Fantásticos comentarios; su variedad, profunda sencillez y poder estimulante vienen a ratificar aquello que tan bien has explicado antes: no existen fórmulas mágicas. Y menos aún recetas universales. Si bien es cierto que parecen existir patrones comunes que a casi todos nos sirven para impulsarnos a dar nuestros pequeños primeros pasos para salir del atolladero emocional.
    Tal y como a la mayoría de vosotros le ha sucedido, también he enfrentado circunstancias difíciles que me han arrastrado al fondo del desánimo en varias ocasiones. De todas, tras un largo proceso a veces, recurriendo a ayuda profesional otras, pero de todas he salido.
    Leía tu post Diego para buscar asideros en que aferrarme para salir de un nuevo estado de ánimo de pesadumbre que ya se me hace largo. Y aunque creo reconocer en mí las causas y presumo de conocer los remedios. Esos cansancio y desgana de que hablas habían empezado ha hacerse conmigo sin percibirlo. Siempre he plantado batalla. Siempre. Sé que al principio toca dejarse sentir, reposar la tristeza para que tome su forma. Sé que ella viene a mí por alguna razón; para mostrarme a buen seguro alguna desatendida herida interior. Por ello aprendí a no obviarla, sino, como al dolor, prestarles su atención hasta drenarlos. Y después, con el primer atisbo de luz en las entrañas tirar de ti mismo con fuerza hacia la vida. Y no ceder a la tentación del arrullo engañoso que nos da la autocompasión. Aunque se arrastren pesares, seguir y seguir hasta remontar ha sido siempre mi estrategia. Pero esta vez, me había acomodado en la pena.
    Leía tu post Diego y los comentarios sumido en aquel estado de ánimo. Me espoleó un repente, dejé de leer y me ofrecí a hacer la cena, me puse una charla en inglés de fondo para practicar, cené con los míos y recogí la mesa. Imagino que mi pena se quedó recostada en el sofá junto a la tablet esperando a mi regreso. He vuelto a ellas, las he recogido a ambas y he escrito este comentario.
    Mañana, mi despertador sonará una sola vez y no cinco como acostumbraba hacer estas últimas semanas.
    Gracias a todos.
    Mucho ánimo.
    Pedro

    • Hola Pedro,
      Gracias por el comentario. No olvides que si la tristeza viene y va pero nunca se va del todo, si siempre acude para volver a hundirme de vez en cuando, entonces hay que pensar que algo en mi historia ha dejado una huella que es necesario trabajar. Lo que hacemos sobre el aquí y ahora es importante, pero solamente es un parche temporal, a no ser que trabajemos lo que origina nuestro desánimo. El trabajo sobre nuestra historia de vida es fundamental.
      Un abrazo.

      • Pedro dice:

        Gracias Diego,
        Tomo buena nota. Tiendo a pensar que mis pesares son debidos a nuevas y sucesivas circunstancias que me resultan desestabilizadoras; más incertidumbre que problemas reales: que ya resolví mi gran duelo. Pero pudieras tener razón y que en realidad aún no se haya cerrado bien mi vieja herida, la pérdida de mi hijo pequeño hace 7 años.
        Paro y me miro a ver. Pudiera necesitar ayuda.
        Un abrazo.

        • Pedro dice:

          Estimado Diego, te hice caso y acudí a terapia (lamentablemente Humanes me pilla muy a trasmano y busqué cerca de casa). Me está yendo muy bien. Tenías razón.
          Tan solo quería darte las gracias por aquella buena orientación que me diste.
          Aunque no te conozco en persona, permíteme enviarte un fuerte abrazo.
          Pedro

  37. Valería dice:

    Hola!
    Muchas gracias por las actividades fáciles con las que se debe empezar. Estoy muy de acuerdo.
    Para mi una de las actividades gratificantes es oír musica. Como ya lo mencionaban. Estar con la familia. Salir a pasear. Dormir. Platicar con tus amigos
    Saludos

  38. Carmen dice:

    Me parece que lo de actuar, moverse es clave, tanto en la ansiedad como la depresion. A mi me ayuda mucho salir a caminar, estar cerca de la naturaleza y me recomendaron el abrazo de 20 segundos. Pedirle a mis seres queridos que me den un abrazo con cariño durante 20 segundos. eso ayuda bastante. Y para los amantes de las mascotas tambien tener un gatito o un perrito te hace sentir mucho mejor y te relaja bastante 🙂

  39. Camila dice:

    Me encanto tu artículo en estos momentos tengo desánimo pero leí este artículo y me ayudó mucho y también me ayudó a entenderme un poquito más voy a seguir tomándolo en cuenta

  40. Ángeles17 dice:

    Acabo de leer esto y me ha sido de mucha ayuda y debo de estar más consciente de mi misma y detectar cada factor que me provoque un bajon o estar sumergida en la tristeza ya que hace unos años estuve interna por depresión y estuve en manos de un psiquiatra pero otra vez ya hace unos meses estoy sintiendo ese horrible desánimo, tristeza, fatiga y sin voluntad de hacer nada y se que todo viene por ahí cada mal síntoma que has expresado aquí los estoy reflejando nuevamente más el no querer salir de mi cama pero a partir prometo poner en practica aquello que pueda sacarme de ese círculo que quiere atraparme . Agradezco mucho haber podido leer esta nota gracias.

  41. Desanimado dice:

    He buscado en la WEB, como hacer cuando estás desanimado y he encontrado tu página, me parece muy buenas tus recomendaciones, voy a intentar hacer algo de lo que dices.
    También quiero comentarte mi caso haber si hay algo en particular que me sirva para superarlo.
    Actualmente soy un padre de familia con hijos en la universidad, y con una deuda que pagar mensualmente, además de los gastos corrientes, trabajo en una compañía muy pequeña, donde la única persona que trabaja soy yo, trabajo en el área comercial y cuando consigo algún proyecto, lo administro también, en la oficina estoy solo todo el tiempo, últimamente no nos ha ido muy bien y el dueño, que viene por unos días una vez al mes, a amenazado con cerrar, yo he intentado todo para evitarlo, pero no ha resultado nada, soy mayor de 50 años, y he intentado conseguir otro trabajo sin ningún resultado, me siento como atrapado sin forma de salir, por lo que mi ánimo ha decaído mucho últimamente a tal punto de no atinar a hacer nada, y siento que nada ya me complace, nada me llama la atención, no se que hacer, esta inacción no se como superarla.
    Saludos.

    • Hola,
      A veces creo que puedo resultar muy repetitivo, pero siempre doy el mismo consejo en casos como el tuyo: si no consigues desatascar la situación emocional por la que estás pasando, lo mejor sería, cuando puedas, buscar ayuda profesional. A veces los consejos como el que aparecen en este post son importantes, sin embargo, cuando seguir estas pautas tampoco funciona, lo mejor es trabajarse en terapia qué es lo que hay debajo, por qué mi estado de ánimo no llega a recuperarse definitivamente.

  42. Jose dice:

    Gracias.

    A veces las cosas que parecen obvias hay que verlas escritas y hacer autocrítica.
    Si ya se todo lo que tengo que hacer…. Porqué no lo hago?

    Gracias de nuevo.

    Jose

    • Hola Jose, si eso ocurre es porque debe haber algo en tu historia que lastra tu propia evolución. Es decir, se han generado huellas que hacen que hoy día siga costando mucho afrontar ciertas situaciones. Suele tener que ver con La infancia o nuestra historia de crianza en general. Este tipo de cosas salen en todos los casos cuando uno trabaja en el contexto de la psicoterapia. El trabajo sobre nuestra historia es fundamental, nuestra salud mental a veces depende de ello.

  43. kike dice:

    Buenas
    He encontrado tu blog por casualidad, pero lo he encontrado en el momento ideal.
    Llevo tiempo en ese círculo vicioso del que hablas. Llevo todo el fin de semana encerrado en casa, sintiendo como tiro mi tiempo entre el sofá y la cama..y como ha dicho José, todo lo que has dicho lo pensaba, lo sabía, pero el verlo escrito ha sido una especie de revelación.
    Hay muchas cosas que creo que debo hacer o que quiero cambiar, quizá demasiadas, y me acabo agobiando, me siento triste, y empiezo a tener pensamientos negativos sobre mí.
    Hoy, antes de leer tu blog, me he decidido a salir de casa, por casualidad me he encontrado con un amigo y eso me ha animado, después en vez de volver directo a casa me he ido a un bosque cercano, y bueno, estaba sólo y me he aburrido un poco pero por lo menos me siento “más capaz” para ponerme las zapatillas y salir a correr, hoy sólo he dado un paseo.
    Me voy a intentar observar mis emociones, intentar apartar los pensamiento negativos y actuar. Creo que ponerme pequeñas metas diarias me vendrá bien, lo que llevo mal es la constancia, como he sido y soy aún bastante inconstante con ciertas cosas, la constancia me da un poco de pánico..
    Muchas gracias por el trabajo que haces en este blog
    Un abrazo

    • Hola Kike,
      Muchas gracias a ti por el comentario. Recuerda que a parte del trabajo sobre el aquí y ahora, también debemos hacer otro sobre el origen de nuestra tendencia al desánimo. Eso es algo que a veces tiene raíces profundas. Este último trabajo es el complemento que nos ayudará definitivamente.
      Un saludo.

  44. Maciel t.nava dice:

    El motivo de mi tristeza duerme a un lado mio, ambos en silencio nos hemos hecho daño el uno al otro. Y aunque yo corregí mis errores, el siguió y siguió y sigue. No he decaído hasta el día de hoy que me hizo el daño más grande
    Hasta hace poco había podido con sus traiciones. Pero hoy estoy destrozada y se que lo que va levantar mi animo completamente en esta situación es alejarme de esta persona tan egoísta y nociva
    Y he querido mantenerme aquí y seguir luchando por esto. Pero nuevamente en mi vida estoy remando contracorriente y Sola. Se la solución y no he querido aplicarla prolongando mi dolor
    Y aunque se q puedo darme ánimos, es como salir cada día adelante y regresar a acostarte sobre la daga que te lastima

  45. noelia dice:

    Estoy en esa fase de costarme un triunfo levantarme temprano por las mañanas, porque levantarme me levanto siempre al final, pero no a la hora que pretendo. Ando preparando oposiciones y este año por fin he decidido tomármelo en serio de verdad, lo cual me ha creado mucha ansiedad y estrés. No me había decidido a dar ese paso porque tenía miedo a que me pasara lo que justo me ha pasado, vivir en el miedo. Porque al final todo se reduce a miedo(en mi caso). Hacer ejercicio es muy importante y sabe dios que cuesta un triunfo cuando no tienes ganas de nada. Estoy así porque me he saltado una rutina, de caminar todos los días 1 hora antes de ponerme a estudiar, durante 3 días. Pero ojo, no estoy ni por asomo como estaba hace unos meses, que mi vida se reducía a levantarme estudiar comer estudiar y a la cama. He estado meses que no ponía un pie en la calle en toda la semana a excepción del fin de semana. Una auténtica locura. Decidí que tenía que salir a la calle todos los días. me di cuenta de que estaba a punto de caer el la depresión o con un pie en ella porque había perdido el apetito, lo que nunca en mi vida, no escuchaba nunca música y por la mañana levantarme era un suplicio. Llegó un momento que había entrado en paranoia y no podía estar en la habitación de estudio sin tener todas las luces dadas, o tenía que levantarme e ir a la ventana del dormitorio y mirar a la calle, ver la luz del día. Por la mañana tenía que poner la radio para oir voces humanas. El 25 de agosto mandé un whassap a una amiga y le dije; “necesito salir a caminar, con gente, que interactúe conmigo, hablar con alguien!!!” era tal la paranoia que tenía que salir a caminar sola y ver gente sólo, sin interactuar con ella, no me servía. Pero a veces uno tiene que hacer estas locuras, cometer estas equivocaciones para darse cuenta que así no se puede funcionar. Estudiar una oposición es un reto y para mi más, que no he estudiado en mi vida como lo estoy haciendo ahora. Mi pareja dice que parece que en vez de como una tarea, me lo estoy tomando como un castigo y tiene razón porque me siento profundamente insatisfecha conmigo misma, por un montón de razones que tienen que ver con mi trayectoria vital, a pesar de que debería estar celebrando todo lo que estoy haciendo que nunca antes había hecho. Empecé tarde a estudiar este año y me metí con un preparador en un curso intensivo. He retrasado mis envíos de los test de evaluación y eso me ha creado ansiedad otra vez y ha hecho que me dejara y no me levantara pronto y luego me sentía mal por no haber cumplido. Todos los días estoy despierta a las 7 sin despertador, lo que nunca en mi vida también, pero no me levanto hasta la 9 otra locura porque lo único que hago ese tiempo es ponerme cada vez mas nerviosa. Por eso la frase de este post “En una situación así no queda más remedio que comenzar a hacer justo lo contrario que te pide el cuerpo” es la madre del cordero.
    Yo lo que hago a parte de levantarme y caminar a buen ritmo, es decirme a mi misma cuando no me apetece nada levantarme y empieza el suplicio: ” estos son los momentos en los que hay que ser fuerte, a los 5 minutos se te habrá pasado en cuanto te levantes y cambies el chip de modo cama a modo empezar el día” normalmente es así lo que ocurre después, aunque es cierto que hay días y días. Cuando se me viene a la cabeza un pensamiento negativo de esos que aparecen sin que nadie les haya invitado, siempre me acuerdo de lo que me dice mi amigo Oscar :” no intentes no pensar, sólo observa el pensamiento sin prestarle atención y déjalo ir” a mi me funciona, me lo repito así, desde que me doy cuenta del pensamiento… obsérvalo, no lo prestes atención, déjalo ir…
    Toda mi vida tengo la sensación de haber estado siempre al borde del abismo de la depresión y también dentro de ella. He estado 4 años en tratamiento con un psiquiatra y medicación que dejé ya el año pasado con el alta médica, a raíz de quedarme sin trabajo en 2010. Aunque estuve salvando la situación haciendo cursos, empecé a correr para calmar la ansiedad y los nervios, lo cual me vino muy bien, siempre había hecho deporte pero nunca me había puesto a correr, fue lo que me salvó. Pasé de no aguantar 5 min seguidos a poder correr durante 2 horas sin parar, pero en 2 años empeoré de mi alergia y me asfixiaba a la hora de correr hasta el punto de que mi vía de escape se transformo en una fuente de frustración y caí en la depresión y decidí ir a un especialista. De todas formas pienso que la medicación está bien cuando ya ves que no te funcionan las herramientas que te funcionaban para salir del paso y llegas a plantearte que no tiene ningún sentido tu existencia, pero no es la solución para todos los casos, creo que solo enmascara el dolor o lo atenúa. Es interesante lo que dice aquí sobre los sucesos del pasado. A veces siento como que tengo una especie de barrera mental que no me deja avanzar, no con la facilidad o con la rapidez que me gustaría como un interruptor que se acciona solo y que no te das cuenta que se ha accionado hasta que pasa un rato o mas.
    Gracias por el post y siento el pedazo de ladrillo que acabo de soltar, madre mía, ladrillaco.

    ¡¡y la madre del cordero!! “En una situación así no queda más remedio que comenzar a hacer justo lo contrario que te pide el cuerpo” me lo voy a poner de pancarta en le dormitorio
    Un abrazo.

    • Hola,
      Muchas gracias por tu “ladrillaco”, por compartir todo esto. Yo y todos mis compañeros psicoterapeutas, si hacemos bien nuestro trabajo, podríamos ayudarte a bucear en la historia para que puedas descubrir cuáles son esas “barreras mentales” de las que hablas, y así poder afrontar lo que ocurre desde su raíz. Lo importante en estos casos es no dejarse por imposible, no pensar nunca que tengo que estar así porque soy así. Todo tiene solución y esta llega a través del trabajo personal, terapéutico o ambos. De todos modos, admiro la capacidad de lucha que estás teniendo ante tu situación.

      Un saludo.

  46. NAT dice:

    Hola, hay ciertas personas a mi alrededor los e tratado de ignorar anular de mi vida no verl9s ni saber de sus vidas. Y unos dias atras no me quedo otra qe juntarme von todos ellos y la verdad qe me hizo muy mal aunqe creo qe ya venia mal pero eso me destrozo desp d3 ahi me la paso llorando y no me levabto de la cama. Puede ser qe esas personas sean los qe hcen qe me sienta mal o tal vez l9s este relacionando con momentos feos x los qe estaba pasando en ese entonces y qe ademas esa gente nunca me ayudaron todo lo contrario siempre me senti poco qerida xqe lo qe hacia nunca les alcanzaba y perdi mucho tiempo y energia tratando de caerles bien y qe me aceptaran. Ahora qe se qe verlos me desencadeno estar asi qyisiera saber si realmente es ese gente qe me hace mal o fueron los mal9s momentos qe se relacionbn en ese tiempo. O son los 2 juntos. Yo pase x un duelo y a al mes me vono qe mudar a una ciudad qe no conocia a nadie solo a esa gente. Al año me diagnosticaron trastoeno del animo y la personalidad estube medicada con antidepresivos con psicologo y psiquiatra. a los 4 meses de tomarla me empece a bajonear de nuevo y lo deje ya qe me di cuenta qe lo unico qe mueve es la voluntad. Empece a mejorar pero desp de 1 año, ahora hace 1 semana masomenos qe cambie el horario de sueño dormia de dia asi qe no salia de casa ni de la cama. Hace un par de dias qe me junte a cenar con esta gente xqe son la familia de mi novio y ya me desanime del todo como cuando me habian diagnosticado. No se qe hacer xqe mi pareja no me conprende y lo veo a él y aveces veo a esa gente me hace sentir mal

  47. NAT dice:

    Perdi mucho tiempo y energia y me llegue a olvidar de mi misma xqe me vivia juntando von esa gente y cuando logre hacerlos a un lado, despues de meses los vuelvo a ver y el qe me sientiera incomoda, qe me ignoraran, qe yo dijera una palabra y me revolearan los ojos fue suficiente para causarme daño parece una boludez pero gracias a eso y qe ademas fui insegura no tendria qe aver ido. Gracias a qe los eso ahora me siento desanimada siento impotencia y rencor. Vos lo ves a causa de qe?

  48. Carlos Chavez dice:

    después de leer toda esta información me volví a encontrar conmigo gracias.

  49. Katyrein dice:

    Hola!
    Llevo tiempo leyendo blogs intentando buscar ayuda y debo decir que es uno de los que más me ha gustado, aunque ponerlo en práctica es mucho más difícil.
    Perdí a mi madre de la noche a la mañana hace dos años y mi vida ya no es la que era, o más que mi vida, mi cabeza, mi mente, mi fortaleza…
    Me identifico mucho con este post porque siempre tuve momentos fuertes de tristeza y bajones, pero podía con ellos porque era una persona fuerte con un objetivo firme y me levantaba cuando tropezaba.
    Ahora no, ahora no soy nada, capaz de nada, hasta vestirme y salir a la calle es una tarea complicada en mi estado.
    Hace aproximadamente cinco años que decidí opositar y puse todo lo que tengo en conseguirlo pero desde hace dos años no soy capaz de coger los libros, no soy capaz de hacer aquellas pequeñas cositas que antes hacía con tanta facilidad y me ayudaban en el día a día, como ir al gimnasio, cosa que me encantaba.
    Al principio me decía date tiempo, hay que pasar el duelo, no te exijas demasiado… pero pasan los días y ha llegado el momento de exigirme y mi mente no responde y junto a ella se queda mi cuerpo.
    He leído muchos artículos de ayuda a superar el duelo y todo eso pero creo que es en este post en el que se describe mejor lo que me pasa, porque yo no estoy así por el duelo de mi madre porque la llevo conmigo en todo momento y me he dado el tiempo de llorar la, quererla, pensarla… Yo estoy así porque todo ha perdido el sentido para mi, porque aquellos bajones puntuales que tenía se han convertido en uno constante en mi vida, porque me siento triste por todo, por la oposición, por mi relación de pareja, por el trabajo…porque todo lo veo negativo… porque he perdido mi objetivo… En definitiva, he perdido las ganas de vivir, miro hacia delante y dentro de mi tristeza me veo viviendo triste y no me hace ilusión seguir.
    Por este motivo, de todos los posts que he leído éste es el uníco que me ha animado a escribir… Algo bueno tiene que haber en todo esto.
    Se lo que tengo que hacer, activarme, hacer, moverme… Y poco a poco todo irá volviendo, el problema es que es tan grande el círculo en el que me metido que ya no se si quiero que todo vuelva o prefiero desaparecer.
    Gracias por tu post y por tus palabras, hoy has con seguido con ellas que haga algo diferente y es querer, un poquito más que ayer, intentar salir de mi particular agujero.

  50. maria nicolasa nogales dice:

    con este bajo de animo me ciento enferma y son tantas las cosas que ciento y no le veia salida gracias por hacerme entender que si hay salida empezare con el baño y luego saldre a la calle mañana lo are por que ho es muy denoche

  51. Juan Hidalgo Yañez Almonacid dice:

    Hola a todos. Tenía el corazón roto porque eyaculaba rápidamente cada vez que tenía relaciones sexuales con mi pareja. Esto ha causado un gran problema en muchas de mis relaciones, no es agradable para satisfacer a una mujer, tuve tantas relaciones suspendidas debido a mi situación, he usado tantos productos que encontré en línea pero ninguno pudo ofrecerme la ayuda que busqué para. Vi algunos comentarios sobre este especialista llamado Dr. Ogala y decidí enviarle un correo electrónico a: ogalasolutiontemple@gmail.com, así que decidí probar su producto herbal. Le envié un correo electrónico y él volvió a hablar conmigo, me dio unas palabras de consuelo con sus pastillas herbales y ahora soy muy fuerte en la cama, y puedo hacer el amor por más de 2 horas. Mi compañero ahora me respeta. Gracias al Dr. Ogala. él ha salvado mi vida y mi relación. Estoy tan feliz … Para aquellos que tienen la misma situación, no duden en ponerse en contacto con DR Ogala en su correo electrónico: ogalasolutiontemple@gmail.com o también pueden contactar al Dr. Ogala en su número de teléfono +2349036603553

  52. Victoria dice:

    Estaba en una mala situación cuando vine a Estados Unidos a buscar trabajo, tenía dos hijos para un padre que nunca se interesó por nosotros. Al ver que el sufrimiento era demasiado difícil de manejar, dejé su casa con mis dos tipos y vine a los Estados Unidos a buscar pastos verdes para ver si podía conseguir un trabajo. Pasé la mejor época de mi vida limpiando casas para las personas y cuidando a los enfermos solo para poder alimentar y cuidar a mis hijos. Un día oí a mi jefe hablando por teléfono con un hombre acerca de la tarjeta ATM en blanco y decidí preguntar sobre esta tarjeta y me encontré con una compañía llamada unlimitedhackersnetwork. Me puse en contacto con ellos y me dijeron todo el requisito para obtener la tarjeta que hice. todo eso tomando un gran riesgo para ver si tendré una mejor vida. Después de algunos días fui llamado por un hombre para que viniera a recoger un paquete en una estación cercana, llegué allí y de hecho era una tarjeta. Desde entonces he podido tener una vida estable y estoy realmente agradecido. También puede solicitar ayuda hoy llamándolos al +15186358090 o enviándolos por correo electrónico directamente a unlimitedhackersnetwork@gmail.com

  53. Diana Ale dice:

    Yo creo que si hay algo que nos funciona a todos y eso es: el actuar

  54. Pilar Sanchez-Villares dice:

    Hola cuanto cuesta la terapia presencial?? No puedo pagar mucho….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *